BUSQUEDA

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Relacionarnos bien, muestre su personalidad con mensajes codificados


Relacionarnos bien, muestre su personalidad con mensajes codificados



Un historia nos describe la importancia de los mensajes en código, como a través de estos le transmitimos a los demás mucho más de lo que podríamos pensar. su influencia en las relaciones deja su huella, y bien marcada.

Por aquel tiempo trabajaba en un compañía dedicada a los medios de comunicación. No paso mucho tiempo luego de que empezara recoger los frutos de la cosecha, ¡me ascendieron, que alegría¡, aunque como bien saben todo ascenso trae sus cambios; lo primero fue un cambio de oficina, me mandaron para los “pisos Platinum”, el de ejecutivos; como era de esperarse este era un lugar de aspecto poco amigable, fríamente decorado y muy a lo moderno, en todo caso, que diferencia con la calidez de los otros pisos del edificio.

Mi estilo de trabajo está bien marcado por la cercanía con mis colaboradores, así que aunque la frialdad entumeciera, mi disposición a mantener los vínculos con la gente que me rodeaba seguía reinante.

Unas reproducciones idénticas, si las vieran jurarían que son originales; muy al estilo Picasso, y aun así muy decidido a transformar la oficina, descolgué los cuadros y colgué en su lugar una camiseta de futbol autografiada que había mandado a enmarcar. Un detalle que parecía muy ridículo y rompía con la estética del ambiente, pero a la vez era consciente de que me permitiría seguir mostrándome tal cual yo era.

El mensaje era muy claro, al ingresar rápidamente, quienes me conocían, se daban cuenta de que yo no había cambiado mi actitud por trasladarme al piso de los ejecutivos.

Además todo aquel que entraba, generalmente seguía la conversación haciendo un comentario-favorable o irónico según las simpatías- acerca de la camiseta, esto generaba contacto directo. Era toda una anécdota, pudo haber sido cualquier otro objeto pero lo cierto era que transmitía un mensaje en código: la manera en que yo me relacionaba con los demás.

Extraído y modificado: Mariano Varela, todo es personal

Una sencillez de esta te puede mostrar tal cual eres, un mensaje codificado y de fuerte impacto.

La autenticidad es nuestra, sería una vagueza dejarla de lado tan solo por querernos acomodar a los demás, por buscar su aprobación, mariano nos dio una valiosísima lección de lo que es ser auténticos. La astucia que maneja para demostrar lo que es, sin necesidad siquiera de mencionar media palabra; una camiseta de futbol autografiada enmarcada en la pared.

¿Están guardadas las herramientas de la socialización ?, a veces pareciera que nos olvidáramos de usarlas, o dejamos de “afilar el hacha” y sencillamente se van oxidando.

Para el empresarismo y la cotidianidad: se trata es de socializar, si en algún momento fueran darles coaching o a capacitación, créanme que una de las mejores herramientas para mejorar la productividad se encuentra en el trabajo en equipo y en el liderazgo, y para esto se necesita inteligencia social.( a los olvidadizos: recuerden a Daniel Goleman y sus investigaciones)

Este post quedaría incompleto si solo nos enfocáramos en el “que”, es muy común escuchar que le digan a uno que sea más social, lo que rara vez nos dicen es el “como”, así que me saco debajo de la manga una de los mejores inventos del ser humano, capaz de impulsar la creatividad y lograr los cambios más radicales. ¿que será?, ¿ahora de que rayos está hablando?, ¿de verdad existe tal panacea?, pues si y son… preguntas, si eso es. Las hay desde burlonas hasta magnéticas, preguntar es todo un arte y aunque no soy un virtuoso de este arte, si conozco alguien que lo es.

Las cinco preguntas de John C. Maxwell:

Actitud emocional:¿estoy preparado par a construir relaciones?

Conexión: ¿estoy dispuesto a enfocarme en los otros?

Confianza: ¿hare de la confianza mutua un valor inalterable?

Dedicación:¿Cuánto tiempo y atención invertiré en ,os otros?

Sinergia:¿busco una victoria personal o un beneficio reciproco?

Uumm, el sabor de la esencia propia. De seguro que si sabemos lo que estamos dispuestos a dar y de lo que disponemos nos será mucho más fácil “tirarnos al ruedo”.

Hasta aquí nos trajo el rio de tinta o de bytes para ser más precisos, jajá. Bueno hasta la próxima y que descansen, dense un “respiraso” y saluden a la persona que tengan al lado;¡el post es de relacionarnos bien!, mostremos actitud.

Chao, chao, nos veremos en el próximo.

Daniel González

Varela, mariano,(200?), todo es personal, editorial norma.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Español/English/português/français/